Archivos

La mansión Winchester, una construcción llena de misterios.


Lugar raro si los hay, la Casa Winchester es una de las principales curiosidades de una parte de California que habitualmente queda de paso hacia San Francisco. Winchester Mystery House es su título oficial y quien piense que lo del misterio es sólo un argumento turístico para atraer visitantes hacia la ciudad de San José, sin duda se quedará corto.

Hay pocos sitios tan raros como esta mansión de estilo victoriano, en una esquina anodina de esta típica ciudad norteamericana, de calles anchas y ambiente tranquilo. Sin embargo, las sorpresas se suceden apenas se cruza el umbral. Así que, por las dudas, conviene tomar en serio la primera recomendación de los guías (la casa Winchester sólo se puede visitar acompañado): no desviarse nunca del recorrido propuesto porque nadie puede garantizar que el visitante perdido sea encontrado nuevamente.

Para entender algo de esta casa, hay que conocer la historia de su dueña, Sarah Winchester, que dedicó 38 años a hacer y deshacer habitaciones, puertas, escaleras y techos. Aunque la casa sufrió algunos daños serios en el terremoto de San Francisco de 1906, fue restaurada y hoy se puede conocer las habitaciones y sectores principales, en visitas de una o dos horas.

Sarah Winchester.

Matrimonio Winchester.

Sarah, lo que entonces se definía como una joven belleza de Connecticut, se había casado en 1862 con William Winchester, el heredero de la famosa fábrica de rifles a repetición que fue uno de los pilares de la conquista del oeste norteamericano. Cuando todo parecía encaminado -un matrimonio bien avenido en la alta sociedad de la Costa Este, una fortuna consolidada, un futuro brillante-, Sarah sufrió dos golpes de los que nunca se recuperaría: la muerte prematura de su hija Annie y, años después, la de su marido (murio de tuberculosis). Probablemente aparecieron allí las primeras señales de un desequilibrio que dictaría su rara conducta respecto de la casa.

Sin poder encontrar una razón natural para su tragedia, la buscó en lo sobrenatural. Y aconsejada por una médium de Boston, según la cual la pobre mujer estaba pagando las culpas de los Winchester, acosada por una legión de indios y soldados muertos por las balas de los rifles durante la conquista del Oeste y la Guerra de Secesión, decidió mudarse y hacer todo lo necesario para calmar a los espíritus malignos.

Si les construía una casa especial para ellos, estaría a salvo mientras duraran las obras. En caso contrario, según la médium, sería la siguiente víctima de la lista. Cuánto de superstición y cuánto de desequilibrio había en Sarah Winchester, es difícil medirlo. Pero con su mudanza a una granja de ocho habitaciones en San José comenzó la leyenda de la Winchester Mystery House.

La mansion en la época en que vivia Sara en ella.

Sarah murió en 1922. Entonces la casa, que había llegado a tener entre 500 y 600 habitaciones, tenía 160 cuartos, con 2000 puertas, 10.000 ventanas, 47 hogares, 47 escaleras, 13 baños y 6 cocinas. Y tan solo 2 espejos debido al miedo de ver algun espiritu reflejado.

De día y de noche se oían los martillos y serruchos, no se descansaba nunca. Incluso una desviación de la línea de tren llegaba hasta la obra para transportar materiales constantemente. Durante los 38 años que vivió Sara (muerta a la edad de 84) la construcción se fue expandiendo a lo alto y ancho 24 horas al día y 365 días al año.

El resultado de semejante obra es inquietante: Habitaciones dentro de otras habitaciones, escaleras que no conducen a ninguna parte, puertas que dan a la pared y otras que se abren sobre el abismo sin protección alguna. De todas, todas, un enorme laberinto distribuido en siete pisos, totalmente irregular y sin planos.

Encontramos puertas qu se abren al vacio.

Escaleras sin sentido.

Puertas que al abrilas, dan a la pared.

Ventanas en el suelo.

Se dice que ya anciana, pero siempre con una memoria prodigiosa, podía recitar uno a uno los objetos de cada habitación. Pero no es eso lo más curioso, sino una serie de rarezas en la construcción que nunca pudieron ser bien explicadas. Hay escaleras en forma de Y, escaleras con numerosos escalones, pero de pocos centímetros de altura cada uno, y escaleras que llevan a la nada.

Esta escalera por ejemplo, no lleva a ninguna parte, termina en el techo.

En la foto aparece un indicador que permitia a los empleados saber cuando Sarah necesitaba de ellos.

También aparece durante el recorrido una notable obsesión con el número 13: hay 13 baños (al decimotercero se llega subiendo 13 escalones, y cuenta con 13 ventanas), todas las rejillas de desagüe tienen 13 agujeros, muchas ventanas están compuestas por 13 paneles, el pavimento de la entrada está dividido en 13 sectores, y en el dormitorio de Sarah hay un armario con 13 ganchos donde se colgaban 13 vestidos. Los que usaba durante sus sesiones de espiritismo. La lista de otros 13 es larga: 13 cúpulas de cristal, escaleras de 13 escalones, 13 partes en el testamento de la dueña de la casa, que fue firmado 13 veces.

Habitacion y cama de Sarah.

Más allá de las curiosidades y supersticiones, la casa es un tesoro histórico de decoración y arquitectura, por muchos dolores de cabeza que probablemente le haya costado al arquitecto encargado de seguir los caprichos de Sarah. De los pisos de marquetería, que llevaron 33 años de trabajo exclusivo de un artesano, a los remates de bronce, todo parece salido de la más curiosa tienda de antigüedades.

En la imagen aparece una de las cocinas.

Sarah Winchester invertió su herencia de más de 20.000.000 millones de dólares para construir la casa, su única obsesión, y así conseguir la paz eterna y apaciguar a los malos espíritus.

Se dice que la mujer era capaz de pasar a través de las paredes, pero una revisión minuciosa de la casa permite descubrir que había varios escondites secretos para controlar el trabajo del personal sin ser vista: de ahí al don de la ubicuidad había un solo paso.

Parasicólogos que han estado allí afirman que se oyen golpes, que hay puertas que se abren y cierran sin motivo aparente y que hay lugares extrañamente fríos.

Algunos se han perdido en ese laberinto sin sentido y todos afirman que no les inquietó perderse (tarde o temprano hallarían una salida) pero sí les puso la piel de gallina la sensación inequívoca de hallarse observados, de no estar solos.

Todos los viernes 13 y la Noche de Halloween se realizan visitas nocturnas a la luz de linternas.

En el siguiente video podemos hacer un recorrido detallado a través de la mansión mas extraña del mundo, con imagenes inéditas. Te recomiendo verlo… si no te da miedo.

Anuncios

Cortijo Jurado, la mansion maldita… Leyenda o realidad?


Llevo varios dias queriendo hacer un nuevo apartado, de misterio.. sitios de los que la gente habla desde hace mucho tiempo, sitios que se rodean de un aura de misterio por hechos o leyendas que en ellos acontecieron.

Empiezo hablando de esta enorme mansion que hay en Malaga (España), se llama : Cortijo Jurado.

No sabemos con exactitud la fecha de construcción del Cortijo, puesto que  no existieron planos oficiales hasta muchas décadas después de su construcción, pero pudo ser levantado a mediados del siglo XIX . El enorme edificio es de un claro

estilo gotico-anglosajon, de doble planta y con unas dimensiones bastante desproporcionadas incluso para las familias adineradas de la época. Se dice que tenía la friolera de 365 ventanas, algo que parece ser cierto aunque viendo las fotos,  salen las cuentas.La imagen del cortijo ofrece a la vista un aspecto mejestuoso, pero a la vez tétrico y fantasmal dos plantas , un torreon mirador, una capilla, cocheras, establos, muros de ladrillo ocre, tejado de pino, estructura cerrada. La capilla , según la rumorología local, sus entrañas están horadadas por profundos sotanos, siniestros tuneles y pasadizos. El cortijo y lo que antaño fueron sus terrenos, están situados en las afueras de la ciudad de Málaga, en Campanillas.

HISTORIA DE LOS HEREDIA Y LOS LARIOS.-

Las dos familias eran oriundas de la Rioja. En el caso de los Larios,  D. Pablo Larios, padre de Martin Larios (I Marqués de Larios), se establecería en Málaga tras quedar viudo en los comienzos del siglo XIX, donde comenzaría sus florecientes negocios con exportaciones a través de Gibraltar y mucho más tarde con las bodegas y otras sociedades financieras.

Foto de la época.

Manuel Agustin Heredia , llega a Velez Málaga con quince años, en 1801 (Año en el que nació Martín Larios) y ya huérfano, en busca del progreso y del futuro que no puede conseguir en su provincia natal. Con empeño y tesón consigue empleo en una tienda de ultramarinos que no funcionaba demasiado bien y que a base de mucho trabajo consigue enderezar en no demasiado tiempo. Pasados unos años, y con Málaga tomada por los franceses, Heredia se introduce en el floreciente mundo del contrabando a través de Gibraltar. Sus idas y venidas de Málaga a Gibraltar son continuas y es más que posible que en esta época conociese e hiciera gran amistad con Martín Larios, que se encontraba también en Gibraltar y que posiblemente también tuviese bastante que ver con el comercio sumergido.

CUENTA LA LEYENDA que en éste lugar acontecieron una serie de hechos oscuros en la época en la que en el cortijo vivía la familia Heredia , en los macabros acontecimientos también estarían involucrados los Larios, residentes en el cercano cortijo Colmenares, que en nuestros días es un club de golf. Ambas familias mantenían una estrecha amistad, pues ambas llegaron a Málaga desde la rioja. Todavia no habia terminado el siglo XIX cuando comenzaron a ocurrir en Málaga una serie de extrañas desapariciones de niñas que, sistemáticamente fueron asesinadas tras ser objeto de las más diversas vejaciones y de rituales de índole satánico. La familia Heredia no tardó en ser el punto de mira de las acusaciones de estos asesinatos, pues se les suponía perteneciente a la masoneria y presuntamente, habrían importado estas prácticas satánicas de sus amistades de Francia e Inglaterra. Algunos de los cuerpos de estas niñas aparecieron en la rivera de un río que corría cercano a la finca y que los mismos integrantes de la familia, habrían llevado hasta allí por los túneles secretos que comunicaban el cortijo con el río, la entrada a éstos tuneles la tenian por la cocina y el patio. En los sótanos, habría máquinas de tortura que eran usadas en dichos rituales.

HECHOS:

Ciertamente que en Málaga ocurrieron una serie de asesinatos. Entre los años 1890 y 1920, cinco chicas, fueron encontradas asesinadas en la orilla del río cercano a la casa, aparte de esto, no existen casos de desapariciones sistemáticas en los archivos policiales de la época.  Los cuerpos mencionados aparecían tras varios días de desaparición, aunque no hay constancia de que tuviesen algún tipo de signo de rituales satánicos o abusos sexuales. En este punto hay que indicar que tanto Heredia como Martín Larios ya habían muerto en estas fechas. Con lo cual, de ser alguna de las acusaciones ciertas, ya pasarían a sus descendientes.

REALIDAD O LEYENDA?

Lo cierto es que desde los años cincuenta se han recogido multitud de testimonios de fenómenos inexplicables.

¿Qué misterio se esconde entre los muros del caserón?

Los insólitos episodios que se producen en la villa andaluza también pudieron ser experimentados durante el rodaje de un cortometraje. La compañía de Teatro Independiente de Málaga decidió tener como escenario los muros de Cortijo Jurado.

Pero un cúmulo de casualidades “malditas” acaparó la grabación del film “Un golpe definitivo” dirigido por Jorge Rivera, como así constató a través de los micrófonos de Milenio 3.

Los resultados obtenidos durante la última investigación en Cortijo Jurado no han hecho sino aumentar el misterio.

Se consiguieron filmaciones en las que aparecen bolas luminosas atravesando el campo de visión. Se obtuvieron psicofonías, entre otras “Que”, “Hola”, “Soy Yo”. Y en dos, de las 300 instantáneas realizadas, quedaron plasmados efectos lumínicos insólitos.

Dicen que no hay forma de llegar a la parte alta de la torre, en cambio se ve a alguien.

Son muchos los ‘valientes’ que se atreven a llegar hasta alli para curiosear, la mayoria salen corriendo al escuchar ruidos que no se explican de donde vienen y ver ‘cosas’ inexplicables.

Sesion de Ouija.

Un grupo de cinco jóvenes se acercó temeroso al interior del edificio, animados por la falsa valentía que da la juventud, querían probarse a si mismos que eran lo suficientemente valientes para realizar una sesión de Ouija en el Cortijo del que tantas leyendas se oían.

Sus corazones latían con muchísima intensidad mientras subían las escaleras del edificio en busca de una habitación adecuada para realizar su sesión de espiritismo. Encontraron una habitación de su agrado y extendieron una sabana en el suelo para poder sentarse y colocar correctamente el tablero, bajo la única luz de dos o tres velas empezaron a realizar preguntas al tablero esperando que algún espíritu les diese las respuestas.

Al principio nada hacía intuir ninguna presencia, sin embargo el guía, empezó a sentir una extraña fuerza que guiaba el marcador y en unos momentos empezaron a surgir de los movimientos que realizaban palabras inteligibles y que contestaban a sus preguntas. He aquí las preguntas que realizaron:

-¿Quien eres?
-El marcador lentamente empezó a formar una palabra “E – L – E – N – A” los chicos se miraron estupefactos y decidieron sin tan siquiera preguntarse lo unos a los otros que debían descubrir cual era el misterio de ese intrigante cortijo.

-¿Que edad tienes?
-“12”

-¿Por qué estas muerta?
-“ME MATARON”

-¿Fuiste una de las víctimas de los dueños de esta casa?
-“SECUESTRO” de repente unos golpes en la habitación contigua hicieron que se incorporaran, sintieron un frio que les envolvía pero debían demostrarse su valor los unos a los otros y decidieron continuar con su sesión.

-¿Hicieron contigo algún tipo de ritual?
-“MUCHO DAÑO”

-¿Había más gente inocente contigo?
-“NIÑAS”

-¿En qué año ocurrió todo?
-“NO SE”

-¿Donde estás enterrada?
-“EN EL PATIO”

-¿Estas a mucha profundida?
-“4”

-¿Metros?
-“SI”

-Dinos el lugar exacto e intentaremos buscarte.
-“SEÑAL” de reprente el guía de la sesión se quedo inmovil, como inerte y los intentos de sus compañeros por hacerle volver no parecían funcionar, el mismo recobró la consciencia y después del susto decidieron que lo mejor era regresar y abandonar ese lugar. Empezarón a descender las escaleras para abandonar el edificio cuando uno de los chicos profirio un grito ahogado, todos empezaron a sentir pánico cuando por una ventana que daba al patio observaron una luz que señalaba una zona del patio. Esto fue demasiado para ellos que huyeron despavoridos de la finca y nunca jamás regresaron.

Encuentros Espectrales

Un grupo de personas atraídas por la famosa leyenda se aproximaron en cierta ocasión al Cortijo con la intención de realizar fotografías y recorrer sus habitaciones, esperando encontrar alguna pista que pudiese demostrar la veracidad de dichas historias.Aparcaron cerca de la verja principal, a bastantes metros del edificio, cuando bajaron del coche unos gritos lejanos les dejaron paralizados. Necesitaron unos minutos para volver a la calma y atreverse a adentrarse en el cortijo, pero de repente dos de los presentes escucharon a la vez una voz de mujer que susurrante les decía: “Venid”, se quedaron petrificados y observaron como ninguno de los demás presentes parecía inmutarse, como si no lo hubiesen oído. A los pocos minutos una de las esquinas pareció cobrar vida, la tierra que cubría su suelo empezó a elevarse como por el efecto del viento, pero ni una leve brisa corría en ese momento en el cortijo. Todos quedaron extasiados mirando hacía una extraña neblina que parecía formar una forma brillante, breves instantes después la tierra formaba una neblina brillante con la forma de las vestimentas de una mujer.

Muertos de miedo todos los presentes emprendieron su huída a toda velocidad, en dirección al coche en el que habían llegado, una de las chicas, la más rezagada sintió como una fuerte mano se aferraba a su cadera con la intención de evitar su huída, por suerte consiguió soltarse y escapó como el resto.

Pero esto no queda ahí en su huida uno de los chicos, el que portaba la cámara de video, se giro con intención de grabar la extraña figura, allí no había nada. Sin embargo al comprobar la grabación observaron algo que ellos no alcanzaron a ver en su pavorosa carrera:

En la planta superior en una de las ventanas una escalofriante mano de color blanco y tonos brillantes se movía de un lado a otro del marco del semi-cerrado ventanal.

Fuente: Revista mas alla