Archivos

Parque nacional de Zion, Utah


 

Estoy prendada con esta imagen, y no es para menos, se trata de un desfiladero impresionante que se encuentra en el  parque nacional de Zion en Utah (EEUU). Asi que por su belleza salvaje y por considerarse una de las maravillas naturales del mundo, le dedico este post.

Aunque resulta difícil clasificar y comparar la belleza de los cinco parques nacionales de Utah, hay una cualidad casi indefinible en el esplendor de los panoramas del Parque Nacional Zion, que deja literalmente sin habla tanto al visitante que llega por primera vez como al que retorna con frecuencia.

Aquí, en el sudoeste de Utah, se hallan algunas de las formaciones geológicas más imponentes, escarpadas y majestuosas del planeta. Creado por millones de años de historia geológica, el Parque Nacional de Zion se caracteriza por sus inmensas placas verticales de tierra arenisca, que se elevan a más de 350 metros (1000 pies) por encima del nivel de un hermoso valle, por el cual serpentea el tranquilo Virgin River [Río Virgen] entre campos cubiertos de hierba y abismos de piedra roja.

Parque Nacional de Zion, autor:Chris

Parque Nacional de Zion, autor foto: Chris.

Así, el viajero podrá ver cómo un terreno totalmente desértico se convierte en un frondoso bosque atravesado por un río que luego formará un cañón. De hecho, el más conocido y que actualmente se encuentra compitiendo por ser una de las siete maravillas naturales es el de Narrows .

 

Parque Nacional Zion - Autor: Steve Pierce

El clima del parque también es tambien muy diverso ya que en algunas zonas se pueden alcanzar los 38°C durante el verano, mientras que en zonas muy altas, se puede apreciar nieve durante la época de invierno.

El parque se encuentra básicamente formado por piedra blanca, es decir la arenisca, la cual forma arrecifes y escenarios míticos, de hecho se pueden apreciar esculturas de piedra, bosques y ríos que debido a sus conformaciones, seguro que os dejara  a más de uno  sin aliento.  No es difícil imaginar por qué se le puso el nombre de Zion o el país de las maravillas a éste sitio.

 

Meseta en el Parque Nacional Zion - Autor: John W. Hammond

 

Narrows en el Parque Nacional Zion - Autor: Devin Sawyer

Por muchos años se permitió a los vehículos motorizados internarse en el Parque siguiendo el curso del Virgin River, con numerosos lugares para estacionar y acampar. Aunque todavía se permite el acceso vehicular, la creciente popularidad del parque motivó la creación de un sistema de transporte de “estacionamiento y paseo”, cuya iniciación está programada para el año 2000.

En los últimos años, los planificadores del Parque han refinado el sistema de caminos y senderos, a fin de simplificarlo y de robustecer la experiencia de “acercarse a la naturaleza” que la mayoría de los visitantes desea. Sus elevaciones reducidas(el Parque se encuentra a unos 1.000 metros (3.000 pies) sobre el nivel del mar), y su terreno relativamente nivelado lo hacen un lugar ideal para recorrer a pie o en bicicleta. ¡Un negocio emprendedor en la localidad vecina de Springdale alquila bicicletas eléctricas!

La mayoría de los caminos y senderos son del tipo “auto-guiado”, de modo que lo único que usted tiene que hacer es salir y disfrutarlos. El centro de visitantes ubicado cerca de la entrada sur del Parque Nacional (y del hermoso pueblo de Springdale) está bien provisto de libros y folletos que describen la geología, la historia, la vida animal y vegetal del parque, y brindan sugerencias acerca de paseos, caminatas, excursiones, viajes para acampar y aun escalamientos. Usted aprenderá asimismo cuán frágil es en realidad este imponente entorno…y cómo puede ayudar a protegerlo contra los daños mientras explora su belleza.

Debido a la conformación escarpada y remota de la mayoría del terreno del parque, y la posibilidad de inundaciones repentinas en el cañón del Virgin River, los visitantes dados a las “aventuras extremas” no deben iniciarnunca un viaje sin antes obtener informacion adecuada y permisos especiales para internarse en el terreno.

Ya dentro del parque, muchos turistas emprendedores se cargan una mochila con algunos bocados y agua, y se internan por uno de los abundantes caminos o senderos. Durante el verano, es mejor iniciar temprano las caminatas porque las temperaturas diurnas son a veces demasiado elevadas para los caminantes. Asegúrese de llevar un buen calzado deportivo para caminatas, y use sombrero y cremas con protector solar. Nunca salgas a caminar si no llevas agua!. La mejor temporada para una visita prolongada es la primavera o el otoño, pero el invierno le ofrece una increíble soledad, refrescantes temperaturas diurnas y la oportunidad de ver ocasionalmente nieves o hielos resplandeciendo al sol sobre los espectaculares riscos de piedra roja.

Haz click para pasar a la siguiente imagen

 

Haz click para pasar a la siguiente imagen

La comunidad de Springdale, a la entrada del parque, ha experimentado en los últimos años un renacimiento, que se tradujo en una amplia variedad de alojamientos con moteles de alta calidad y centros de conferencias con todas las comodidades imaginables. Diversas posadas con cama y desayuno incluido ofrecen el servicio personal y el sabor local que a menudo buscan los viajeros experimentados. Para satisfacer el hambre los visitantes pueden disfrutar de los pintorescos y acogedores restaurantes de Springdale, los locales de venta de café expreso y pizza y un popular restaurante mexicano. Las tiendas de regalos y las galerías de arte amenizan su recorrido por el Zion Park Boulevard (la “Calle Principal” de Springdale). El cine local IMAX presenta impresionantes documentales que no te puedes perder.

 

Haz click para pasar a la siguiente imagen

 

 

Anuncios

Gabón, refugio natural y paraíso de la biodiversidad.


Tenia ganas de dedicar un post a Gabón ya que por cosas de familia me siento gabonesa de adopción.  Bueno, aparte de esto , considero que es la verdadera imagen del paraiso que todos tenemos en mente, con playas totalmente vírgenes y al decir esto no me refiero a playas como las del caribe, en la que nos imaginamos dando un paseo romántico. No, me refiero a playas que se encuentran intactas, es decir, como hace miles de años.  En las que unicamente pasean animales. Puede algo asi  existir realmente a dia de hoy?. En Gabón si.

IMAGINAD una playa tropical donde pacen elefantes y nadan hipopótamos, y en la que se pueden avistar ballenas y delfines. Pues bien, a lo largo del litoral africano hay 100 kilómetros (60 millas) de playas donde aún se disfruta de escenas como estas. Increible verdad?

Foto: Costa de Gabon.

Para que se pueda seguir gozando de tales escenas en el futuro, hay que proteger esta excepcional región costera. Afortunadamente, ya se han tomado las medidas necesarias, pues el 4 de septiembre de 2002, el presidente de Gabón anunció que el 10% del país—incluidas varias franjas costeras vírgenes— sería declarado parque nacional.

Estas áreas naturales, que en total suman 32.000 kilometros cuadrados (10.000 millas cuadradas)—extension equivalente a toda Belgica—, tienen mucho que ofrecer. “Gabón puede llegar a ser una meca ecologista y atraer a peregrinos de los cuatro puntos cardinales en busca de las últimas maravillas naturales que quedan en el planeta”, declaró el presidente Omar Bongo Ondimba.

Por qué son tan significativas éstas reservas? Cerca del ochenta y cinco por ciento del país son zonas boscosas, y hasta el veinte por ciento de su flora no se halla en ningún otro lugar de la Tierra. Además, su bosque ecuatorial ofrece cobijo a gorilas de llanura, chimpancés, elefantes de la selva y otras muchas especies amenazadas. Los parques recién creados convertirán a Gabón en un importante guardián de la biodiversidad africana.

LAS PLAYAS UNICAS DE LOANGO 

Hipopótamo bañandose en el mar.

En la imagen vemos que la selva llega hasta la misma playa.

El Parque Nacional de Loango es posiblemente uno de los destinos verdes más sobresalientes del continente africano, pues conserva kilómetros y kilómetros de playas bordeadas de lagunas de agua dulce y densas selvas. Ahora bien, lo que en realidad hace que estas playas sean únicas es la fauna que recorre sus arenas: hipopótamos, elefantes, búfalos, leopardos y gorilas.

Los elefantes tambien disfrutan de la playa.

Por qué acuden a la playa todos estos animales?

Los hipopótamos y los búfalos encuentran en sus blancas arenas pastizales donde alimentarse. Además, allí crecen las palmas de Palmira, cuyos abundantes frutos deleitan a los elefantes tanto como los helados a los niños. Sin embargo, lo que más les atrae es la ausencia de humanos : las únicas huellas que se ven en la arena son las suyas.

Sin nadie que moleste, la vulnerable tortuga laúd se siente animada a desovar en estas playas solitarias. Los abejarucos rosados tienen las mismas preferencias para anidar, de modo que excavan sus nidos en la arena a pocos metros de la línea de pleamar. Y durante los meses de verano, más de un millar de ballenas jorobadas se reúnen en las tranquilas aguas para aparearse.

Dos inmensas lagunas separan las playas de Loango del bosque ecuatorial. Estos mares interiores, cuyas orillas están cercadas de manglares, hierven de peces y son el hábitat ideal de cocodrilos e hipopótamos. Las águilas pescadoras y los pigargos vocingleros sobrevuelan las aguas profundas en busca de comida, mientras que varias especies de martín pescador atrapan sus presas en las aguas someras. Los elefantes, que aman el agua, cruzan a nado las lagunas a fin de llegar a la playa y darse un banquete de su fruta preferida.

En el corazón de la selva, los monos corretean por las altas ramas y mariposas de vivos colores revolotean por los soleados claros. Los murciélagos frutívoros cuelgan de sus árboles favoritos durante el día y, al caer la noche, vuelan de un lugar a otro efectuando la importante labor de esparcir semillas por todas partes. En los bordes de la selva, los deslumbrantes pájaros del sol liban el néctar de las flores de árboles y arbustos. No es de extrañar que se haya dicho que Loango es “el lugar donde mejor se puede apreciar el sabor del África ecuatorial”.

LOPE, UNO DE LOS POCOS REFUGIOS DE GORILAS.

El Parque Nacional de Lopé comprende grandes extensiones de selva virgen junto con retazos de sabana y de bosques galería en el norte. Es un lugar ideal para los amantes de la naturaleza que desean observar gorilas, chimpancés o mandriles en estado salvaje. Se estima que la población de gorilas ronda entre los tres mil y los cinco mil individuos, diseminados por los 5.000 kilómetros cuadrados (2.000 millas cuadradas) de reserva.

Historias reales.

Augustin, ex encargado del parque, recuerda el encuentro excepcional que tuvo con unos gorilas en 2002. “Caminaba por la selva cuando me topé con una familia de cuatro gorilas —cuenta—.

El macho, un enorme espalda plateada de unos 35 años, me superaba por mucho en altura. Debía de pesar el triple que yo. Tal como se recomienda, inmediatamente me senté, bajé la cabeza y fijé la mirada en el suelo en señal de sumision. El gorila se me acercó, se sentó a mi lado y me puso la mano en el hombro. Luego examinó la palma de mi mano, y al ver que yo no representaba una amenaza para su familia, se internó tranquilamente en la selva.

Aquel día memorable descubrí lo fascinante que es entrar en contacto con los animales en su hábitat natural. Aunque la gente mata a los gorilas por su carne o por la errada creencia de que son peligrosos, en realidad son animales pacíficos que merecen nuestra protección.”

Ejemplar de Baduino.

En Lopé, los mandriles, babuinos grandes, se congregan en enormes manadas que a veces superan el millar de ejemplares. Se trata de una de las poblaciones de primates más numerosas del mundo, y la verdad es que son sumamente bulliciosos. Un visitante de Camerún describe su experiencia con uno de estos grandes grupos.

“Nuestro guía detectó la presencia de mandriles gracias a los radiotransmisores que algunos llevan en el cuello. Nos adelantamos a la manada e improvisamos un puesto de observación camuflado.

Esperamos durante veinte minutos, mientras escuchábamos la sinfonía de la selva interpretada por miles de pájaros e insectos. La quietud se interrumpió abruptamente con la llegada de los mandriles. Los chasquidos que producían al romper las ramas y sus agudos chillidos evocaron en mi imaginación la proximidad de una gran tormenta. Pero cuando vi a los [líderes de la manada], parecían más bien la avanzadilla de un ejército. Al frente iban los fornidos machos, caminando a buen paso por el suelo, mientras las hembras y los jóvenes saltaban de rama en rama.

De pronto, uno de los machos se detuvo y miró alrededor desconfiado. Un ejemplar joven que avanzaba por las alturas nos había visto y había dado la voz de alarma. El grupo aceleró la marcha, y el estruendo se intensificó aún más con sus gritos de enfado. Al cabo de unos momentos, habían desaparecido. El guía calculó que habían pasado por nuestro lado unos cuatrocientos mandriles.

Los chimpancés, tan ruidosos como los mandriles, son más difíciles de avistar, pues se mueven muy rápido por la selva en una búsqueda constante de alimento. En cambio, los visitantes siempre logran ver cercopitecos de nariz blanca dando saltos por la sabana que bordea la selva. Quizás el inquilino más esquivo del parque sea el cercopiteco cola de sol, una especie endémica que se descubrió hace tan solo veinte años.

Tambien las grandes y coloridas aves de la selva, como los turacos y los cálaos, delatan su presencia con sus estridentes llamadas. Se han registrado cuatrocientas variedades de pájaros en el parque, lo que lo convierte en un santuario para la observación de aves.

Turanco.

Cálaos.

Aguila.

UN REFUGIO DE BIODIVERSIDAD.

Loango y Lopé son solo dos de los trece parques nacionales de Gabón. Otras reservas protegen manglares, flora autóctona y zonas para las aves migratorias. “Gabón ha seleccionado los mejores ecosistemas de su territorio—explica Lee White de la Wildlife

Conservation Society—

No solo es importante el tamaño de las áreas deconservación, sino también su calidad. En 2002 se creó de la noche a la mañana un sistema ideal de parques nacionales que alberga toda la biodiversidad del país.”

No obstante, aún quedan muchos obstáculos por salvar, como admitió con franqueza el presidente Bongo Ondimba al decir: “Hablamos de una gestión mundial que, aunque indudablemente implicará sacrificios a corto y largo plazo, nos permitirá alcanzar el objetivo de legar estas maravillas de la naturaleza a las generaciones futuras”.

Castaño Santo – Monumento de la Naturaleza.


Castaño Santo, situado en la provincia de Malaga (España)

Puedo decir que la impresion que te da cuando ves por primera vez este colosal arbol, se te queda grabada para el resto de tus dias y no te bastara con visitarlo una sola vez, ya que tiene algo que te incita a volver en cuanto tienes ocasion.

Se trata de un enorme y antiquísimo ejemplar de castaño que se encuentra ubicado en la zona llamada del Hoyo del Bote, en la Sierra Real de Istan, en un bello paraje que enlaza aún más su valía. Es probablemente el árbol más antiguo de toda la Sierra de las Nieves ya que su edad está cifrada en torno a los 800 y los 1000 años de antigüedad.

A 1,30 m del suelo el perímetro es de 15 metros mientras que a ras de suelo roza los 22 metros . Tiene una altura total de 24,5 metros mientras que la altura del fuste es de 2,5 metros . El diámetro de la copa es en la dirección N-S de 27,40 mmientras que en la dirección E-W es de 23,70 m. El área proyectada de la copa es de 510,02 mt², este coloso está actualmente propuesto para ser declaradoMonumento Natural.

Aqui tenemos unas fotos en las que podeis obserbar la magnitud de este arbol, las personas parecen hormiguitas.

Sus raices son como enormes serpientes que salen del suelo.

HISTORIA

Este espectacular castaño se encuentra ubicado en un extenso y hermoso bosque de alcornoques, castaños, encinas y pinos de la Serranía de Ronda. Se dice que este increible árbol presenció la rebelión de los moriscos que tuvo lugar el 31 de Diciembre de 1568.

De hecho, se hicieron fuertes en el Pico de las Armas a poca distancia del árbol. Las luchas se sucedieron durante dos interminables años, pero en septiembre de 1570 D. Ponce de León, Duque de Arcos, ataca el Pico de las Armas, capturando a 500 personas, la mayoría mujeres y niños. Sin embargo, los hombres consiguen huir y tiene lugar una batalla en el Puerto de la Refriega, cerca de este castaño. Se cuenta que, antes de la batalla, se celebró una misa bajo el inmenso ejemplar de donde le viene el apelativo de Santo.

Y mucho antes de esta fecha el rey Fernando el Catolico celebro bajo la sombra de su copa la misa de acción de gracias que en 1501.

CURIOSIDADES

Sus raices se encuentran totalmente descalazadas en la zona de mayor pendiente, entre otros motivos porque mucha gente se lleva esta tierra como recuerdo o como simbolo de suerte ,parecen los pies de un enorme gigante. Más que un vegetal se asemeja a un tremendo animal prehistórico.

En verano esta todo cubierto de hojas verde brillante.

En otoño sus hojas se tornan rojizas.

El invierno hace caer todas sus hojas, dejando al descubierto toda la extructura del arbol, dejando ver ésta colosal obra de ingenieria de la naturaleza.

¿COMO LLEGAR AL CASTAÑO SANTO?

Para llegar al Castaño Santo podemos tomar la ruta Bici Istán-Castaño Santo desde Istán, o tomar la ruta que parte desde San Pedro Alcántara rodeando el Club de Golf La Quinta.

Siguiendo con esta última, tomaremos la carretera que va de San Pedro a Ronda hasta hallar al Club de Golf La Quinta. Rodeamos todo el Club de Golf hasta llegar a un puente donde cruza el río, pero no debemos pasar el puente sino que debemos tomar en ese punto el carril de la izquierda.

Desde este lugar hasta el Castaño Santo hay unos 13 km. de distancia. Por lo abrupto del terreno es aconsejable hacer la ruta en 4×4.

Lo que si le pido a todo el que vaya a verlo es mucho respeto y cuidado maximo tanto de él como de su entorno, ya que este árbol milenario es el “abuelo de Malaga” y queremos que siga aguantando el paso del tiempo como lo ha hecho hasta nuestros dias.

Forma parte de nuestra historia, y muchas personas que ya no están recordaban con gran alegria ese momento en el que se acercaron por primera vez  a él, como una autentica aventura  lo comentaban con sus amigos y familiares en momentos de mucha alegria.