Archivos

Crema de apio


El apio es originario del Mediterráneo, del Cáucaso y del Himalaya. Se tiene constancia, que ya se utilizaba en el antiguo Egipto. Como horataliza empezó a cultivarse y consumirse apartir de la Edad Media. Acualmente se consume muchísimo en Europa y América por su gran poder diurético. Sobre todo en Francia, Italia y España se utiliza muchísimo.

El apio contiene:

  • Vitaminas:C, A, E, B1, B2.
  • Minerales: Solio, Potasio, Calcio, Magnesio, Hierro, Azufre, fosforo, sobre zinc,
  • Otros: Ftálida, ácido fólico, betacaroteno.

Propiedades/ beneficios:

  • Enormemente diurético: retención de líquidos, depurativo, laxante…
  • Tranquilizante.
  • Bueno para reducir colesterol.
  • también para reducir ácido úrico.
  • Ayuda a disminuir la hiper tensión.
  • Por su vitamina E como uno de los grandes antioxidantes aliados contra el cáncer.
  • Contra Artrosis y reuma.
  • Prevención de problemas cardiovasculares.

Consejos para comprar apio:

Para saber si un apio está en buen estado, las pencas deben ser gruesas y bien formadas, frescas, tersas y sin marcas ni picaduras. Las pencas deben de tener un color verde claro o blanco.
Y ya pasamos a mostrar nuestra receta de crema de apio.

Ingredientes para 4 personas:

  • 4  o  5 tallos de apio.
  • 100 gr de mantequilla.
  • 3  patatas.
  • 3 yemas de huevo.
  • 250 cl. de nata fresca.
  • 1 l. de leche.
  • 100 gr. de pan.
  • Sal y pimienta.

Como preparamos nuestra crema de apio?

Lo primero que debemos hacer es limpiar, pelar y lavar bien nuestros tallos de apio. Luego lo ponemos en agua hirviendo unos instantes, hasta que vemos que se va blanqueando y poniendose blandito. Después lo escurrimos y cortamos en trozos grandes

Lo siguiente es colocarlos en una olla con la mantequilla, agregamos la leche y las patatas lavadas, peladas y cortadas en rodajas finas. Salpimentamos  a nuestro gusto y lo dejamos cocer a fuego lento durante 90 minutos.

Una vez pasado el tiempo y cuando vemos que esta todo bien cocido lo pasamos le pasamos la batidora y después por un colador, si vemos que nos ha quedado muy espesa le podemos agregar un poco de leche.

Por ultimo llevamos nuestra crema otra vez a hervir y le agregamos las yemas de huevo y la nata fresca. Mientras freimos el pan hecho cuadraditos en mantequilla.

Servimos bien caliente con el pan frito encima.

Anuncios

Sopa de cebolla gratinada con queso gruyère.


El otro día ojeando un libro francés de recetas, me tropecé con ésta sopa y me llamo la atención por lo buena que está (ese mismo día la preparé), sencilla (porque esos ingredientes no suelen faltar en nuestras casas), y por lo  economica.

Os animo a probarla porque ahora con estos fríos, lluvias y nieves… es eso lo que nos ayuda a reanimarnos, ademas por las buenísimas propiedades que tiene la cebolla.

Los ingredientes para 4 personas son:

  • 200 gr de cebollas.
  • 25 gr de harina.
  • 70 gr de mantequilla.
  • 1,5 L. de agua de caldo de carne.
  • 100 de gruyère rayado.
  • 12 rodajas de pan tostado al horno. (Tambien existe la posibilidad de freirlo en cuadraditos, yo lo hice asi y salio muy bueno).
  • Sal y pimienta.

PREPARACION:

  • Cortamos las cebollas muy finitas.
  • En una cacerola ponemos la mantequilla y cuando se derrita agregamos la cebolla. La dejaremos con el fuego bajo o medio con la intencion que se nos vaya dorando poquito a poco sin llegar a quemarse, tiene que estar como caramelizada.
  • Una vez nos ha cogido el color dorado, le ponemos la harina y removemos un poquito, después le añadimos el caldo de carne y lo dejamos que hierva unos minutos y que espese un poquito, lo probamos y ajustamos el punto de sal y pimienta.
  • Para presentarlo a cada comensal es mejor hacerlo en cuencos individuales de esta forma: en cada cuenco repartimos la sopa, ponemos el pan encima y a su vez encima del pan y la sopa repartimos el queso.
  • Introducimos en el grill y gratinamos unos minutitos hasta que el queso se funda y tome un aspecto dorado.
  • Servir caliente.

El resultado es buenisimo.

Sopa de zanahorias con níscalos.


Hoy vamos a preparar una sopa de zanahorias,  y como ya estamos en otoño le agregaremos unos níscalos que tan buen sabor le dan.

Los níscalos son unas setas que crecen en los pinares,  muy común en España. Su color es anaranjado con unas manchas de la misma tonalidad pero mas intensas.

Su carne es densa y compacta con aroma dulzon, el níscalo es muy apreciado en gastronomía.

Bueno, dicho todo ésto vamos a ver el resto de ingredientes.

Para 4 personas
Preparación: 20 min
Cocción : 30 min

Ingredientes
500 g de zanahorias.
200 g de niscalos.
80 g de chalotas.
1 diente de ajo.
1 dl de vino blanco.
1 pizca de aceite de avellana (si no lo encontrais, uno suave como el de girasol)
2 cucharadas soperas de nata
1 l de caldo de ave.
Perejil.
4 rebanas de pan de especias no muy dulce.
Sal y pimienta molida.

Preparación:
Pelamos  y troceamos el ajo y las chalotas.
Preparamos y lavamos los níscalos.

En una sartén, ponemos una pizca de aceite de avellana e iremos pochando las chalotas, el ajo y los níscalos. Reservamos algunos mízcalos para la decoración final si se quiere.

Pelamos y cortamos las zanahorias en cubitos e incorporamos en la sartén. Añadimos el vino blanco, dejamos  reducir, y agregamos el caldo de ave. Salamos ligeramente y añadimos un poco de perejil.

Dejar cocer a fuego medio 30 minutitos.

Pasamos por la batidora, añadimos la nata y al fuego otra vez la preparación.  Tras el primer hervor, apagamos el fuego. Comprobamos punto de sal y le ponemos  un poquito de pimienta.

Cortar el pan de especias en cubitos y pasar por la sartén. Calentar los níscalos y colocar en el fondo de cada plato. Servir la sopa y añadir por encima los trozos de pan.

Otras ideas: puedes sustituir el caldo de ave por agua y el pan de especias por virutas de jamón ahumado.