Archivo de etiquetas| Salud.

Indigestión


La indigestión es sólo otro nombre para el malestar estomacal.

La indigestión por lo general, ocurre cuando las personas comen demasiado, demasiado rápido, o alimentos que no le sientan bien o se le hacen muy pesados.

La acidez es una sensación de ardor que va desde el pecho de una persona hasta el cuello y la garganta. Es causada por el ácido del estómago, que no es un problema grave, pero sí molesto.

La indigestión y la acidez son problemas muy comunes.

Lo más aconsejable, es no tomar ningún medicamento para la indigestión, intentar descansar y dejar que se nos pase, o tomar algún producto cn gas, que nos ayude a hacer la digestión.

En caso de que el dolor y malestar persistan, o la indigestión vaya acompañada de vómitos o diarreas, lo más aconsejable es acudir al médico, ya que puede tratarse de una intoxicaión alimentaaria.

El estrés, no dormir lo suficiente, fumar o beber alcohol también pueden ser causas de que la comida nos resulte indigesta.

Via: mujer.es

Combatir la obesidad subiendo los impuestos de la comida rápida


Una buena medida para reducir el consumo de la  llamada comida rapida consiste en subir los impuestos de dicha comida y ofrecer mayor información sobre su contenido en calorías son dos medidas que podrían ayudar a limitar el consumo de estos productos y hacer que la población pudiese mantener un peso más saludable. Así lo ha demostrado un estudio de la Universidad de Maastricht, en Países Bajos, que se ha publicado en la revista ‘American Journal of Clinical Nutrition’.

El experimento

A través de un experimento informatizado, que se realizó sobre 178 universitarios americanos, Janneke Giesen, de la Universidad de Maastricht, descubrió que esta población generalmente compra menos productos calóricos para comer cuando el azúcar o las grasas tienen un impuesto del 25 por ciento o más.

El equipo de Giesen hizo que estos universitarios eligieran una hipotética comida de un menú de ordenador en tres ocasiones diferentes. Cada vez que lo hacían, los precios de los productos más calóricos –como las hamburguesas con queso, brownies y las patatas– aumentaban primero un 25 por ciento y después un 50 por ciento. Por otra parte, los autores dieron información sobre las calorías que contenían los alimentos a adquirir a cerca de la mitad de los participantes.

En general, los universitarios optaron por menos calorías cuando se elevaban los impuestos sobre la comida rápida. En concreto, frenaron su media de ingesta entre 100 y 300 calorías, en función de los impuestos aplicados.

Los únicos estudiantes que no respondieron ante el aumento de precio de los alimentos fueron aquellos que ya estaban vigilando sus dietas y tenían información sobre las calorías que ingerían. Ellos consumían menos calorías que los universitarios que no tenían impuestos sobre su comida y demostraron pequeños cambios en sus hábitos alimentarios cuando se les añadieron impuestos a estos productos.

Según Giesen, “el descubrimiento más importante de nuestro estudio es que, un impuesto del 25 por ciento o más sobre la comida (calórica), hace que casi todos compren menos calorías”. “Si se quiere ayudar a alguien, en general, a prevenir el consumo exagerado de calorías, los resultados de este trabajo indican que imponer unas tasas elevadas sobre los alimentos (calóricos) es eficaz”, asevera.

En 2008, Nueva York se convirtió en la primera ciudad de Estados Unidos donde los restaurantes de comida rápida tuvieron que especificar las calorías de sus menús. Sin embargo, la efectividad de estas medidas ha sido un tema polémico.

Este estudio sugiere que la efectividad de los impuestos sobre la comida basura podría depender, en parte, de si se da o no información sobre las calorías de los alimentos, así como de la conciencia del propio consumidor sobre estas calorías.

Para Barry Popkin, profesor de Nutrición en la Universidad North Carolina, aunque este estudio tiene sus limitaciones –incluido el pequeño tamaño de la muestra– coincide con mayores experimentos que sugieren que aumentar los impuestos a la comida basura puede funcionar.

Una española en Paris.

Via:Ep

Buenos resultados de una vacuna terapéutica contra el sida


Foto:Wikimedia Commons

El Hospital Clínic de Barcelona ha logrado los mejores resultados de una vacuna terapéutica contra el sida, al conseguir el mismo efecto que los tratamientos antirretrovirales modernos, han anunciado este martes el jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas y Sida del Idibaps-Clínic, y codirector del proyecto Hivacat, Josep Maria Gatell, y el primer firmante del estudio, Felipe García.

La vacuna, cuyos resultados publica la revista ‘Journal of Infectious Diseases’, se dirige a combatir y controlar la infección para evitar la eventual aparición del sida, fruto de una infección oportunista que se aprovecha de la debilidad del sistema inmunitario para atacarlo.

Ésta se basa en técnicas de terapia celular con células dentríticas de los propios pacientes, y es la que mejores resultados ha obtenido hasta el momento, aunque la respuesta conseguida todavía no es significativa.

Inma.

Via:Ep

Comer muchos dulces de pequeño induce a ser violento de adulto


Los niños que comen dulces y chocolates todos los días son más propensos a ser violentos durante su vida adulta, según un estudio de la Universidad de Cardiff en Reino Unido que se publica en la revista British Journal of Psychiatry.

Una investigación de casi 17.500 participantes del Estudio de Cohorte Británico de 1970 descubrió que aquellos que comen diariamente golosinas eran más propensos a ser encarcelados por violencia a los 34 años. El estudio es el primero que examina los efectos a largo plazo de la dieta infantil sobre la violencia adulta.

Los investigadores descubrieron que el 69 por ciento de los participantes que eran violentos a los 34 años habían tomado dulces y chocolate casi todos los días durante su infancia en comparación con el 42 por ciento que no eran violentos. Después de tener en cuenta otros factores se mantuvo el este vínculo entre consumo de dulces y violencia.

Según apunta Simon Moore, director del estudio, “nuestra explicación favorita es que dar a los niños dulces y chocolate de forma regular podría impedirles aprender cómo esperar por obtener algo que desean. Incapaces de aplazar la gratificación podrían tender a una conducta más impulsiva, lo que se asocia en gran medida con la delincuencia”.

Los autores concluyen que esta asociación entre el consumo de golosinas y la violencia necesita ser más investigada y que dirigir recursos para mejorar la dieta infantil podría mejorar la salud y reducir la agresividad.

Cigarro : Autopsia de un asesino.


Altadis, la multinacional que fabrica los cigarrilos Fortuna, Ducados y Nobel entre otros, ha hecho pública una lista de 289 sustancias que contienen cada uno de los cigarrillos que venden en la UE, aparte de los archiconocidos Nicotina, Alquitrán y Monóxido de Carbono que figuran en las cajetillas.

Al parecer de cada cigarrillo que se fuma una persona, el 10% son “otras” sustancias (el 90% es tabaco). Dicho así puede parecer poca cantidad pero, ¿cuántos cigarrillos al día se fuma un fumador medio? ¿20? ¿30? Además hay que tener en cuenta que algunas de éstas sustancias son potencialmente cancerígenas.

Algunas de las sustancias que contienen los cigarrillos son, por ejemplo:

ACETALDEHIDO: Irritante de las vias respiratorias.

ACIDO CIANHIDRICO: se utilizaba en las camaras de gas.

ACROLEINA : es otro irritante de las vias respiratorias.

*TOLUIDINA

ACETONA: solvente.

AMONIACO

*NAFTAMALINA

*URETANO

METANOL: carburantes para cohetes

TOLUENO: solvente industrial.

*PIRENO

ARSENICO: veneno violento.

DIMETILNITROSAMINA

*DIBENZACRIDINA

NAFTALINA: antipolillas.

FENOL

NICOTINA: utilizado como insecticida y herbicida.

BUTANO

*CADMIO: utilizado en las baterias

*POLONIO 210: elemento radiactivo.

MONOXIDO DE CARBONO: gas de los tubos de escape de los coches.

ESTIRENO

*BENZOPIRENO

DDT : insecticida

*CLORURO DE VINILO: utilizado en los materiales plasticos, disminuye la libido.

*ALQUITRAN: el mas cancerígeno.

MERCURIO: termometros.

PLOMO: combustibles y gases de escape.

Estas son solo algunas de las 14.000 sustancias dañinas que contienen los cigarrillos.

* Sustancias cancerigenas conocidas.

Aldanis publicó una lista de 289, pero la valiente de Mercedes Milá, en su ‘Diario de’, consiguió averiguar que los cigarrillos estaban compuesto por un total de 14.000 sustancias diferentes.

Yo tengo la suerte de no haber caido nunca en éste hábito tan dañino y letal, pero os digo que si fuera fumadora y alguien me dijera que un sólo cigarrillo está compuesto de tantísimas sustancias nocivas y hasta cancerigenas, ya hubiera dejado de fumar, no sólo por mí.. sino por los que me rodean.

Un componente del vino, podría ser eficaz para evitar infecciones bacterianas


Se ha descubierto una nueva propiedad del vino, y es que al parecer los investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y del Hospital Universitario La Princesa de Madrid han realizado un estudio que demuestra que varios de los compuestos fenólicos del vino presentan actividad bactericida frente a la Helicobacter pylori, la bacteria responsable de la mayoría de las úlceras y algunos tipos de gastritis.

Los ensayos, que se han realizado in vitro y necesitan todavía ser refutados en humanos, examinaron 28 cepas de Helicobacter pylori obtenidas de pacientes con sintomatología digestiva. Las cepas fueron cultivadas y sometidas a distintos compuestos fenólicos, todos presentes en la uva y el vino: resveratrol, metil galato, epicatequina, quercitina, ácido vinílico, kaempferol, ácido gálico, ácido cumárico y ácido ferúlico.

De este modo, los investigadores del CSIC comprobaron que los dos primeros compuestos (resveratrol y metil galato) demostraron actividad in vitro frente a todas las cepas aisladas de la bacteria y, excepto los tres últimos (los ácidos gálico, cumárico y ferúlico), todos mostraron eficacia contra alguna de las cepas bacterianas.

Se calcula que más de dos tercios de la población mundial están infectados por esta bacteria, causante de cerca del 90 por ciento de las úlceras gastroduodenales y entre el 75 y el 85 por ciento de las gástricas. En España, estas enfermedades afectan a casi un 5 por ciento de la población, y se estima que entre el 40 y el 50 por ciento de los españoles son portadores de la bacteria.

“El poder antimicrobiano de estos compuestos naturales del vino, junto con una dieta adecuada, puede ser una herramienta útil en el tratamiento de las úlceras gástricas o gastroduodenales y una alternativa o complemento al tratamiento con antibióticos”, afirma el investigador del CSIC Adolfo Martínez, del Instituto de Ciencias de la Alimentación de Madrid.

Inma.

Fuente:Ep

Dallas Wiens vive con la esperanza de un transplante de cara


Foto:Gtres

Dallas Wiens echa de menos su vista, la sensación de su cara y el sentido del olfato. A primera lectura, esta frase puede que no tenga sentido, pero todo encaja si se sabe que Wiens sufrió en 2008 un grave accidente con un cable de alta tensión que le desfiguró el rostro. Tan sólo recuerda estar quieto en una escalera hidraúlica arreglando una ventana de la iglesia cuando recibió una llamada de teléfono. Después, su despertar en la unidad de quemados en un hospital en Dallas, Texas.

Desde entones y con 25 años, ha sufrido docenas de operaciones quirúrgicas, tres meses en coma y seis meses ingresado. En una primera intervención, los médicos consiguieron pasar parte de la piel y la musculatura de la espalda al rostro de Wiens, pero aún así no puede realizar actividades básicas como ver, oler o comer.

Ahora, Dallas Wiens está a la espera de que le practiquen un trasplante de cara, con lo que podría convertirse en la tercera persona en Estados Unidos en recibir un trasplante de este tipo.

Dallas Wiens no siente miedo a las reacciones de la gente que lo ven por la calle, ya que no puede observarlos, pero es consciente de que, muy a menudo, las personas se sobresaltan al verlo. Sin embargo, Wiens no deja que esas reacciones le arruinen su actitud positiva: “He abandonado la ilusión de tener control sobre las cosas. No puedes controlarlo todo y cuando lo tratas, terminas frustrado. Así estoy más tranquilo”.